lunes, 21 de noviembre de 2016

Preparando Oleatos

Hace un par de semanas se despertó nuevamente mi interés por el cuidado natural de la piel, buscando mejores alternativas, retomé mi cuaderno con las recetas de jabones y cremas que tengo y comencé a leer y en varias recetas se repetía el mismo ingrediente "aceite de...", pero no era aceite esencial o aceite vegetal, sino aceites provenientes de la maceración de hierbas medicinales.

Estos aceites se llaman Oleatos y se obtienen por el "reposo" de alguna parte de una planta -hojas, flores, tallos y/o raíces- en algún aceite vegetal -vehículo- que puede ser de oliva, almendras o girasol. Es importante que las hierbas que utilicemos sean de cultivo orgánico, sin manejo de químicos y pesticidas, pues estos extractos irán directamente a nuestra piel.

Los oleatos sirven para realizar masajes y utilizarlos en la elaboración de productos de cosmética artesanal como jabones, cremas, bálsamos labiales, mantecas corporales, etc.


Aquí están mis Oleatos, con apenas 12 horas de maceración.


Existe acuerdo en que se deben utilizar las hierbas secas, ya que de existir rastros de humedad se podría malograr el oleato por la aparición de hongos, bacterias o virus.

De acuerdo a lo que he leído tenemos tres opciones de macerado:

1. Método Tradicional:  Se deben lavar y esterilizar los frascos a utilizar, dejándolos hervir en una olla durante unos minutos.  Retiramos los frascos y nos aseguramos que estén secos, vaciamos la hierba elegida y cubrimos con el aceite de nuestra preferencia, yo utilicé el de oliva por sus beneficiosas propiedades para nuestra piel, removemos con una cuchara o palito, para asegurarnos que no queden espacios con aire ni partes de la hierba sin cubrir con el aceite.  Tapamos y etiquetamos, indicando el componente, el vehículo y la fecha.  Por ejemplo:  Manzanilla - Oliva - 19 de Nov. 2016.  Debemos dejar reposar esta mezcla por aprox. 40 días, durante los cuales debemos agitarlo unas tres o cuatro veces por semana para remover la mezcla y extraer la mayor cantidad posible de sus propiedades.

Algunas fuentes indican que debe ser en lugar oscuro y seco, otras que puede ser a la luz del sol y de la luna pero sin que le llegue un calor muy intenso.

2.  Macerado por Cocción Lenta:  Se vierte la hierba y el aceite elegido en una olla, la que pondremos a un fuego muy bajo, menor a 45°C, por unas dos horas, revolviendo de vez en cuando y procurando que el aceite siempre cubra la hierba.  Una vez pasado el tiempo de cocción tendremos listo nuestro oleato.

3.  Baño María:  Se debe realizar cocción durante una hora con este método y repetir durante tres días continuos.

Independiente del método que se elija, una vez listo nuestro oleato debemos filtrarlo un par de veces para evitar cualquier traza de la hierba que pueda contaminarlo.  Se vierte en un frasco de vidrio oscuro con tapa, o uno de vidrio transparente y se envuelve en papel metálico para asegurar su calidad y durabilidad.  Si se desea se puede agregar unas gotas de aceite de Germen de Trigo o Vitamina E, ambos ricos en antioxidantes, para extender su vida útil, que puede ser de hasta dos años.  

Siempre debemos etiquetarlo para saber qué oleato es, cual es el aceite vehicular y la fecha de filtrado.

Yo preparé con el método tradicional oleato de Manzanilla, Melissa, Menta, Té Verde y Matico / Boldo.

Ahora sólo debo esperar pacientemente hasta fines de diciembre para ver el resultado.